Residencia de la tercera edad: centro especializado en atender a nuestros viejitos

Optar por una residencia de la tercera edad, en ocasiones, da la impresión de que nos olvidamos de aquellos que debemos valora más, nuestros queridos padres o abuelos. Sin embargo, tal concepción no es real; es precisamente ayudarlos a ser más independientes y gozar de mayor privacidad. Algunas personas mayores por indistintas circunstancias no tienen o no pueden estar con sus familiares. En este sentido, permanecer en un lugar dedicado a ellos es lo mejor.

La idea de estos centros especializados es prestar una atención a las personas que atraviesan la etapa de la vejez. El objetivo es que tanto ellos como sus familiares se encuentren tranquilos. Generalmente, suelen poseer espacios confortables e instalaciones que les otorguen facilidades para su vivir.

¿Qué buscar en una buena residencia de la tercera edad?

Algo que debemos destacar es que muchos pueden ser centros de aposentos permanentes o temporales. Por ejemplo, hay familias que tienen bajo su cargo una persona mayor y muchas de ellas poseen trabajos que los cambian constantemente de lugar, los mandan de viaje, etc. En estos casos, pueden optar por una estancia durante ciertas épocas del año, fines de semanas o incluso quedarse solo en un horario diurno.

Si necesitan hospedarlos en determinada temporada como vacaciones de verano o para que reposen y cuiden de una recuperación luego de alguna enfermedad u hospitalización, algunos centros podrán recibirlos sin inconvenientes. Seguramente cuentan con profesionales dedicados al cuidado de las personas mayores. Una de nuestras sugerencias es que validen que dentro de sus instalaciones tengan:

  • Áreas de esparcimientos: parques, spa, piscinas, etc.
  • Sistema de calentamiento de agua
  • Aire acondicionado
  • Calefacción
  • Facilidad de asistencia médica y emergencias
  • Espacios con adaptabilidad a las necesidades de los residentes

Todos quisiéramos tener la posibilidad de acompañar a nuestros padres, abuelos u otros familiares mayores. No obstante, para muchos esto es imposible, pero ofrecerles una alta calidad de vida si es nuestra responsabilidad.

No siempre se consigue en un mismo lugar grata atención, esparcimiento, buen estilo de vida y atención médica. Eso es justamente lo que se debe buscar en dichas residencias, ayudándolos a estar tranquilos y a gusto en esta etapa.

residencia de la tercera edad
residencia de la tercera edad

Deja un comentario