Minerales al por mayor, rentabilidad asegurada para emprender

Comerciar minerales al por mayor puede ser muy rentable si se realiza con piedras semipreciosas, ya que son más accesibles que las piedras preciosas puras. Además, podemos nombrarlas como piedras preciosas y valiosas; las dos terminologías son aceptadas.

Como sabemos, el ser humano desde su origen, siempre ha dedicado y empleado con un misticismo exacto o extraño, un tiempo importante para encontrar y conservar piedras preciosas, las cuales son terriblemente laboriosas de conseguir ya que se encuentran ocultas en la naturaleza.

Se sabe que pueden tener usos completamente diferentes: para la ornamentación, como imagen y reflejo del poder y la exclusividad, en relación con la adoración de deidades y religiones e incluso para fines terapéuticos o relacionados a la salud.

Las piedras preciosas o semipreciosas se originan o provienen directamente de los minerales, es decir, absolutamente todas ellas son minerales con un largo proceso de purificación natural. Algunas, sin embargo, son de origen orgánico (tales como el ámbar, las perlas, etc).

Art3, Batch#4982, kw3 minerales al por mayor

Con el fin de diferenciar entre las piedras preciosas y semipreciosas se tienen en cuenta tres diferentes factores:

La escala de dureza de las piedras preciosas y semipreciosas (lo que garantiza su durabilidad y calidad), que, además, históricamente coincide con piedras o gemas por excelencia (las piedras más duras que existen son los cristales de diamante, el cual es extremadamente raro y exclusivo).

Rareza, escasez o problemática para conseguirla en la naturaleza.

Su belleza y perfección. Una vez que nos planteamos la dulzura y la perfección de una piedra, ya sea preciosas o semipreciosas, tendemos a hablar de nuevo con el color, el brillo, la transparencia y pureza. Un color puro, perfecto y brillante, podría tener un precio incluso más alto de un diamante de características comparables.

Las piedras semipreciosas tienen líneas muy dispares, así como el precio y es mucho más fácil comerciar con estas joyas, dado su relativo bajo precio, que con las piedras preciosas puras, una excelente opción para orfebrería.

La oscilación del valor depende de los factores antes mencionados, en las piedras preciosas dureza, rareza y la perfección (pureza, color, brillo y transparencia). Existen unas ciento treinta especies clasificadas como minerales semipreciosos, los cuales pueden ser adquiridos con mayoristas en cualquier parte del mundo, asegurando así recibir un producto de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *