Apadrinar niños en el tercer mundo

Existen formas de hacer la diferencia en un mundo tan desigual y lleno de odio y discriminación, esta es una de esas preguntas que no dejan dormir a las  personas sean pobres o ricos mientras tenga algo de conciencia y humanidad  y no es fácil de responder , no hay mucho que hacer, nuestras capacidades son bastante limitadas en este sentido, los problemas son tan grandes que ni las personas más ricas del mundo ni las entidades más preparadas y  sofisticadas pueden conseguir cambios trascendentales, pero siempre queda algo por hacer, aunque poco siempre va ser mejor que nada.

Una de las opciones que se nos puede presentar es realizar apadrinamientos de menores en países subdesarrollados par que estos puedan sobrevivir y  asistir a la enseñanza de gente capacitada en cursos educación infantil les puedan impartir, por algún momento podemos ser escépticos y pensar que esta clases de cosas no existen y que las organizaciones que ofrecen este tipo de servicios no pueden ser tan buenas como aparentan, pero esta no es necesariamente la verdad sobre el asunto, si bien siempre las organizaciones imparten un tipo de ideología es noble que también producen resultados, los progresos de nuestra cultura son el resultado de que las personas juntas pueden conseguir objetivos comunes o al menos hacer grandes intentos.

Y no es que las organizaciones realmente regalan el todo de su trabajo, como es de esperarse  tiene que sostenerse a partir de los recursos que  invertimos pero lo que gastan en su sostenimiento en relación a los grandes beneficios para los infantes, los cuales de otra manera simplemente estarían a la deriva y quizá ni siquiera conseguirían sobrevivir, lo que es triste y trágico en realidad es que no todos pueden tener acceso a este beneficio, lo bueno  y lo malo de esta clase de servicios es que separan a las personas a quienes van a ser asistidos y a quienes  van a tener que seguir luchando por sobrevivir por sus propios medios, y es que en estos lugares la justicia es lo que menos está presente, en este caso promover esta clase de iniciativas es algo vital para estos muchachos, en occidente solo piensan en sí mismos y le dan demasiado valor a su propia sangre, hay niños que s i bien no son de un parentesco biológico pues podrían corresponder a sus padrinos que con mucho cariño podrían ofrecerles su cooperación

Deja un comentario