Herencias de padres a hijos: ¿Qué ocurrirá con mis bienes cuando deje este mundo?

Durante nuestra existencia nos han preguntado muchas veces sobre lo que queremos hacer, lo que queremos ser, como vemos nuestro futuro, como me veo en 5 ó 10 años… Y qué gratificante es mirar hacia atrás, hacer un alto muy breve en nuestras aceleradas vidas y ver lo que hemos hecho hasta el momento, no cabe duda que conseguir nuestros sueños es el mejor motor para continuar. Aunque sepamos que no estaremos aquí para siempre y que dejar bien preparados nuestros asuntos. Las herencias de padres a hijos hay que dejarlas bien cerradas.

Alguna vez se ha preguntado o le han preguntado ¿sobre su muerte? Que ocurrirá cuando usted ya no esté en este mundo, quién lo va a extrañar, quien lo recordará con amor, o con odio (uno nunca sabe), y si vamos con más a fondo nos podemos preguntar ¿Qué va a pasar con mis bienes? ¿Quién se encargará de ellos?

Bueno, pues tal vez este artículo le parezca un poco trágico, pero no estoy hablándole de nada que no sea cierto, la muerte es algo que ni siquiera siendo dueños de la fortuna más grande del mundo podremos evitar. Sin embargo, casi nunca, por no decir que nunca nos sentamos a pensar tan siquiera por un momento acerca de ese desafortunado pero verídico momento por el que todos debemos pasar algún día.

Hay que pensar en lo práctico

Ahora bien, más allá de pensar en lo espiritual, en verdad que es lo mejor que podemos hacer para que los bienes que logramos conseguir con tanto esfuerzo durante toda nuestra vida continúen siendo parte del patrimonio familiar y no vayan a parar en manos ajenas. Es posible que usted haya oído hablar de las herencias de padres a hijos. Se trata de uno de los modelos de sucesión más común, pero no por ser común quiere decir que sea algo sin importancia o que no se le deba prestar la atención que merece.

No espere a que sea demasiado tarde para que realice este trámite, busque asesoría con expertos en la materia que le den una buena orientación y así asegure que después de su muerte todo quedará en las manos que usted decidió en vida.

Sin embargo, si su caso en este momento es diferente, y espera obtener una herencia que le corresponde pero no existe ningún testamento, o el que existe no es válido; está la posibilidad de asesorarse y reclamar lo que por derecho le corresponde. Tenga en cuenta que este puede llegar a ser un proceso extenso que requiere de la ayuda de abogados que sean una autoridad en el campo de las herencias sin testamento.

En la era que vivimos actualmente, la información y la tecnología están a nuestro servicio para usarla de manera adecuada cuando así se requiera. Así que estimado lector, permítame invitarlo a que aproveche de manera adecuada todos los recursos que tiene a la mano antes de tomar decisiones importantes. Y finalmente, pienso que además de pensar en nuestra vida, también es importante pensar en qué pasará con la economía de nuestros seres queridos después de nuestra muerte.

Deja un comentario