Gato hidráulico, el utensilio que jamás puede faltar

En un taller mecánico, existe una gran variedad de utensilios que van desde piezas muy pequeñas hasta maquinaria de proporciones industriales. Si no tenemos un taller no necesitamos conocerlas todas, pero por precaución siempre deberíamos llevar en nuestro coche un gato hidráulico y algunas llaves básicas.

La utilidad de los gatos hidráulicos en los talleres mecánicos es inigualable, ya que gracias a ellos es posible levantar los automóviles para llevar a cabo revisiones rutinarias, de mantenimiento o reparación.

La misma relevancia debe tener para nosotros, pues aunque estemos seguros de que todo marcha bien, no podemos certificar que siempre evitaremos las situaciones en las que se pinche un neumático y si no estamos cerca de un taller, nos corresponderá a nosotros resolver el problema.

Ahora bien, todos sabemos que el gato hidráulico no puede faltar en la maletera de nuestro coche, pero lo que muchos desconocen es cómo hacer uso de él cuando lo necesitamos, porque una cosa es ver a otra persona situándolo debajo del vehículo y observar que en efecto funciona, pero otra es hacerlo por nuestra cuenta.

 gato hidraulico

Gato hidráulico ¿ Cómo funciona?

La mejor forma de saber utilizarlo es conocer y entender su funcionamiento. En este sentido, lo primero que conviene saber, es que se le denomina hidráulico porque se sirve de un aceite, al cual se le inyecta aire para ejercer la presión que permitirá a los cilindros levantar el vehículo.

Para comprenderlo mejor, siempre es idóneo el ejemplo de una jeringa. De la misma manera en que el contenido líquido de esta es expulsado como consecuencia de la presión que se ejerce sobre él, así mismo el aceite genera una fuerza sobre los cilindros que permitirán que el vehículo sea levantado.

Pero todo lo que sube debe bajar; una vez que terminemos de reparar el neumático pinchado, para devolver al gato a su estado original tendremos que activar el seguro que impedirá la entrada de aire, de esta forma no habrá elemento que ejerza presión y podrá invertirse el proceso para que este descienda.

Ahora que conoces cómo funciona, estás listo para resolver cualquier emergencia en la que necesites de un gato hidráulico.

Deja un comentario