Etapas del tratamiento aguas residuales

En los últimos años, el tratamiento aguas residuales logró convertirse en un proceso que va acompañado de los avances de la tecnología, para garantizar un trabajo eficiente. Este tipo de actividades permite que la depuración del vital líquido sea mucho más fácil, evitando que las poblaciones se contaminen con agentes patógenos que causan graves enfermedades en la piel y el aparato digestivo.

Ahora bien, hay que aclarar que las aguas residuales no son totalmente negativas para el planeta, debido a que estas poseen nutrientes básicos que favorecen el desarrollo de la flora que crece en los medios acuáticos, por lo que cumplen una función importante dentro del mundo natural.

Luego de hacer esta aclaratoria, es fundamental resaltar que este tratamiento se realiza en varias etapas, con la idea de procesar los diferentes residuos que se mantienen depositados. Estos pasos varían según las maquinarias que posean las plantas encargadas de estas labores, pero, en líneas generales, siguen el mismo método.

En primer lugar, se realiza una filtración de varias etapas para separar los sedimentos de mayor volumen. Este es el momento en el que la basura de diferentes dimensiones se remueve, con el objetivo de que el agua pueda pasar con menos dificultad por las tuberías que le conducirán hasta la cámara de compensación.

Después de esto, se coloca en unos llamados tanques de sedimentación que ayuda, a través del estancamiento, a que se asienten los sedimentos en el fondo del contenedor. Esto da como resultado una clarificación primaria del agua que acelera las siguientes fases.

Posteriormente, se emplean procedimientos biológicos aeróbicos para acelerar la eliminación del material que ha contaminado esta sustancia. Con la acción del medio aeróbico, se desarrollan unas bacterias que destruyen los residuos biológicos, depurando en buena medida esta masa de agua.

El último paso se trata del traslado a las cámaras de filtrado, en donde se culminan estas labores, según las capacidades de la planta y los niveles de limpieza que sean necesarios. Como conclusión, se podrá devolver el líquido a su ambiente natural y reducir el impacto que origina en la sociedad, tanto a nivel industrial, como en los hogares.

Deja un comentario