El coste de un divorcio de mutuo acuerdo

Muchas personas llegan a pensar que un divorcio es caro, e incluso debido a este pensamiento tratan de aguantar lo indecible en su matrimonio, cuando realmente lo que deben hacer es cortar ya por lo sano y optar por el divorcio. El coste de un divorcio de mutuo acuerdo es muy bajo, llegando en muchas ocasiones si todo está bien preparado y redactado a no superar ni los 600 euros.

Lo primero que siempre se debe hacer en los casos en los que está claro que el matrimonio no funciona, es hablar con el otro cónyuge y platear la separación o el fin definitivo del matrimonio, es decir el divorcio. Si ambos están de acuerdo con ello, la mejor opción de todas es optar por el divorcio express, es decir un divorcio en el que ambos están totalmente de acuerdo y quieres que todo sea rápido.

Separación frente a divorcio

Muchas veces se confunden los términos, y son totalmente contrapuestos. Mientras el divorcio es un trámite que da por finalizado el matrimonio, la separación, se puede decir, que lo deja en stand by. Es decir una separación es una interrupción del matrimonio, desde el momento que se separan los cónyuges de una forma legal, ambos vivirán cada uno por su lado, no se liquidan los bienes gananciales y si existen deudas que son de ambos, estarán obligados a seguir pagando y compartiendo gastos. Pero lo que si se logra es que desde el momento que la separación es firme no se sigan añadiendo bienes al matrimonio en gananciales, sino que desde ese momento todo lo que se gane o compre será de cada uno para siempre.

La separación se suele usar para dar un tiempo para pensar y tratar de llegar a una solución al matrimonio, esta solución puede pasar por la reconciliación o por el divorcio definitivo.

Un detalle a comentar, con respecto al divorcio, es que este logra la ruptura definitiva del matrimonio civil, pero nunca del matrimonio eclesiástico, tipo de matrimonio habitual en España. Para romper el matrimonio por la Iglesia, es necesario acudir a esta y alegar la finalización del matrimonio, y será un tribunal eclesiástico el que decidirá si se concede la nulidad el matrimonio.

La reconciliación si está recogida en el código civil, tanto para la separación como para el divorcio, de hecho en cualquier momento del proceso de divorcios es posible la reconciliación. Solo en el caso de que ya se haya dictado la sentencia de divorcios ya no es posible, y para volver a ser matrimonio sería necesario volver a casaros. Por ello si aún comenzado el proceso de divorcio tenéis dudas que esa sea la solución y queréis volver a intentarlo, no dudéis en comunicarlo para detener todo el proceso.

Deja un comentario