¿Cómo afecta la diabetes a las mascotas?

Las personas y los animales podemos llegar a ser más parecidos de lo que imaginamos. Prueba de ello, es que nuestras mascotas son susceptibles de padecer enfermedades que normalmente se presentan en los seres humanos. Las visitas periódicas de un veterinario en casa son muy útiles para detectarlas y prevenirlas. Sin embargo, es preciso estar bien informados a fin de complementar los esfuerzos del especialista.

En este sentido, una de las más preocupantes es la diabetes. De acuerdo con estudios del Dr. Thomas Lutz, profesor titular de fisiología veterinaria en la Universidad de Zurich, la prevalencia de este padecimiento ha aumentado notablemente en los últimos 30 años, presentándose en 1 de cada 200 gatos.

Los perros, por su parte, también son susceptibles de padecerla, pero a diferencia de los felinos, solo pueden sufrir de diabetes tipo 1, mientras que los gatos desarrollan el tipo 2. El tratamiento aplicable, es similar al de los humanos, de modo que es posible que requieran de una inyección de insulina.

Este procedimiento puede ser realizado por el veterinario en su consultorio o mediante una visita en casa. Pero es importante saber hacerlo y, así, poder llevarlo a cabo cuando el profesional no esté presente. Afortunadamente, los pasos a seguir son muy sencillos y en el siguiente vídeo podrás apreciar cómo se hace.

https://www.youtube.com/watch?v=ee5gYNYAeUU

Los síntomas que se presentan en perros y gatos son igualmente similares a los que padecen las personas. El aumento de la sed y la frecuencia en la orina, son dos de las señales más comunes de que sirven de alerta en estos casos. No obstante, para tener certeza, es preciso que el veterinario realice los exámenes oportunos.

¿Cómo prevenirla?

Así como en las personas, la diabetes en las mascotas se produce principalmente por la obesidad. De manera que, la buena alimentación y la actividad física, son factores esenciales en su prevención.

De hecho, los felinos son animales cazadores y al domesticarlos sin favorecer su actividad física se propicia la obesidad en ellos. La misma regla aplica en los perros, y la mejor forma de ejercitarlos sin hacer grandes esfuerzos, es estableciendo un horario para salir a pasear con ellos.

Por último, ten presente la relevancia de las visitas al veterinario. Como profesional y especialista en la materia, es la persona ideal para detectar los factores de riesgo en tu mascota. Así mismo, es quien puede definir cuáles medidas de prevención son las más convenientes.

veterinario en casa
veterinario en casa

Deja un comentario