BMN, un banco nacionalizado que aplica cláusulas suelo pese a la sentencia del Supremo

El 65% de Banco Mare Nostrum (BMN) es del Estado y pese a que el Tribunal Supremo ya dictaminó que el contrato de una hipoteca no puede incluir las cláusulas suelo si no son transparentes, cerca de un 23% de la cartera crediticia de esta entidad tiene cláusulas suelo. Claro que por ello tiene abiertos 625 procedimientos judiciales por demandas.

Según una comunicación remitida por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este banco aplica las denominadas cláusulas suelo a alrededor de un 23% del total de su cartera crediticia a noviembre de este año, después de que no considerara “procedente” eliminar con carácter general estas condiciones en las hipotecas.

BMN considera que la sentencia del Tribunal Supremo no le afectaBanco Mare Nostrum, una entidad bancaria controlada en un 65% por el Estado, consideró no “procedente” eliminar estas condiciones de los préstamos tras analizar las cláusulas suelo a raíz de la petición del Banco de España a las entidades para que analizaran el impacto de la sentencia del Tribunal Supremo que declaraba nulas estas condiciones en los casos de falta de transparencia.

La entidad presidida por Carlos Egea estima que la sentencia no le afecta por entender que las cláusulas de sus préstamos hipotecarios se concertaron conforme a la normativa del Banco de España y se negociaron de forma individual con cada uno de los clientes.

A pesar de ello, el banco tiene en curso 625 procedimientos judiciales por demandas individuales interpuestas en materia de cláusulas suelo a 30 de junio de este año. “El impacto, en el peor de los escenarios, no resultaría significativo en los estados financieros”, aclara la entidad, que subraya que las resoluciones de los tribunales cuentan con un resultado “dispar”, ya que fallan en ocasiones en contra de BMN y en otras a su favor.

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha presentado una demanda colectiva por las cláusulas suelo contra más de 40 entidades, entre las que se encuentra BMN como sucesor de Caja Granada, Cajamurcia y Caixa Penedés (cuyo negocio se ha traspasado a Banco Sabadell). Este procedimiento se encuentra en fase inicial ante el elevado número de entidades demandadas.